miércoles, febrero 28, 2007

nada de nada

¿Qué estas buscando? Preguntó. Me observaba fijamente y había dejado de barrer.
Yo me quedé callada, como los niños se quedan callados cuando sus conocimientos no les dan para más.

Estaba en París, hacía frió de mañana, y las pequeñas flores de los árboles caían como nieve.
Tenía miedo de estar perdida; pero, cómo se puede estar perdida, ¿si no se sabe lo qué se está buscando?
Tenía mucho miedo de fallar.
Tenía miedo de hacerlo enfadar.

Yo era la Alicia de mi propio cuento, y ese hombre, la oruga fumadora.
¿Qué estas buscando?
Y yo sin contestar.

Miedo de que pensara que le faltaba al respeto.
Miedo de que me humillara
Y de repente: calma... Sabía la respuesta.

Mientras mi cabello se llenaba de floresitas blancas, mi falda escolar se mecía con el viento, mi mochila, llena de cosas que no conocía pesaba en mi espalda.
Yo, supe la respuesta.

¿Qué estas buscando?
Nada. (Solo estoy aquí. Con un poco de frío, feliz y asustada, con el cabello enredado, yo, Amaranta Guevara siendo Amaranta Guevara, buscando a nada y a nadie, yo, ahí, y era perfecto, flores en el viento, zapatitos escolares y una mochila a la espalda).


El mejor momento de mi vida.
Arruinado solo por el hecho de tener que despertar.

domingo, febrero 11, 2007

No Andy, NO!

Yo no tengo hijos.
todavía no quiero tener.
todavía, los niños, no me caen lo suficientemente bien como para querer pasar día y noche con uno.
sin embargo, si tuviera un hijo (o una hija) me dedicaría a tratar de educarlo...
porque si hay algo más molesto que pasar día y noche con un niño, seria pasar día y noche con un niño mal educado.

odio que los niños lloriqueen. jajjajajja

(mamás vean SuperNanny)

Lo mejor que me podria ocurrir…

Que aparecieran en mi cartera unos 800 dolares para una cocina de ikea.
Que en mi puerta alguien dejara 5 galones de pintura para alegrar mi apartamento
Poder quitar las alfombras y poner maderita.
Que el ratón decidiera irse (no lo quiero matar).
Que estos dulces, en vez de agregarme 20 calorías me quitaran unas 100.
Tener 2 boletos para Toy Fare (y poder llevar a mi chico)
Una masaje … de 3 horas…Que la nueva película de Lecter no apestara.
Que estos dedos supieran escribir novelas… y mi cuerpo pudiera publicarlas.
Que el gym decidiera darme una beca y me dejara nadar tranquila.
Que en mi puerta apareciera un perrito y me lo pudiera quedar.

viernes, febrero 02, 2007