martes, noviembre 30, 2010

Este tiempo solitario.

Cansada de no saber exactamente lo que tus ojos observan,
Agotada de fingir que no muero por morderte.
Fingiendo siempre que no estás en mi mente.
Imaginando, deseando y a nadie más tocando.
Este tiempo solitario...

... es raro; pero me agrada.

lunes, noviembre 29, 2010

Facts about this night.

You don’t know this, but I miss you.
You not know this, but I do wonder if we will ever share a bed again.
It might come about, casually, in the future.
It might never be repeated.

You don’t know this, but I don’t feel empty,
Because I once had you.
Because some nights we had each other…

Because you did talk about love, at least that one time.

You don’t know this, but I miss you,
I don’t go crazy, I don’t cry, I don't kick puppies…
Because I do believe that, every now and then, you miss me too;
and for the time, that suffices.

sábado, noviembre 27, 2010


Let me be the one to die first,
I promise to pick a nice room;
Make all the arrangements for your arrival.
Just let me be the one to go first.

lunes, noviembre 22, 2010

Under My Skin

- Does it hurt? Does it hurt when I put my finger inside your skin?
- Yes, baby, it hurts; could you stop it?
- It feels funny; your warm blood, your slippery muscles. It’s so weird to have my fingers under your skin.
- Is it? It really hurts, could you stop?
- Is this fat? It has such an odd texture, you want me to pull it out?
- No, baby, just the fingers, just the fingers; leave everything else where it is, please.
- You are such a bore.

sábado, noviembre 20, 2010

Diminuto pensamiento entre amantes.

You are, in my mind, the softest of porns.

Go on and date, love, adore!

It doesn’t have to be till dead. It can be for five, eight, ten years and still be considered beautiful.
It changes you; it changes you a lot to see the same person day after day for a long period. It changes you so much that, sometimes, it makes you a person that wants to find somebody else to love. It’s weird, but it happens.

Being with someone for more than two, three, years makes you value things differently. You learn random nuggets of information; like how to bake carrot cupcakes, how to make the perfect omelet and how to install electric fixings. You learn you have strange talents; like the ability to cry on cue, the skill of staying quiet, when you really feel like screaming and the dexterity of going to sleep (and sleeping well!) even when you are supposed to feel guilty.

It’s beautiful. No way to discover all of that on your own. Well, yeah, maybe you could have, but the thing is that you didn’t; someone else had to come into your life to educate you.
And you learn; in abundance. You learn to trust strangers. You learn to love strangers. You learn to make strangers out of lovers. It’s fascinating. It doesn’t have to go on until death to matter. It doesn’t have to be all fun and no pain.

Pain is healthy. People that feel no pain are said to suffer from Congenital Insensitivity to Pain (CIP) and they are constantly burning and hurting themselves without noticing. Pain helps us take the hand out of the fire; it helps us know when it’s time to call the hospital.

Burn yourself once and you will forever avoid placing a recently heated marshmallow into your mouth. You will not avoid marshmallows in general, because they are good; you will still love melted marshmallows because, yes, they are really yummy. But no doubt, you’ll make sure that the thing has cooled down enough, before attempting to eat it.

So let’s call the first ex boyfriend the blazing marshmallow. Fine, you have learned about the pain of heated sugar. Now what? Well, learn about the excruciating agony of shutting a car door on your fingers (ex boyfriend number two), or go and enjoy the amazing stinging of a paper-cut (ex boyfriend number three). Go on, suffer a little! Become, slowly, a more adept person!

Do not fear the breakup, do not avoid it. It will make out of both of you more interesting characters. Baggage has been slandered many times in the Media. The truth is, that people that travel and have interesting lives carry around baggage; you can’t visit new cities or make deals with Japanese businessmen, in Japan, if you don’t have with you a selection of clothing pieces and personal hygiene items. Baggage is good! It’s just silly to think otherwise!

So, young lady, young chap; Go on and date, love, adore!
No matter how things turn out, you’ll be just fine!

Monkey and Haruki.

Monkey wakes up.
The bright light from the sun has found its way around the curtain.
It’s Sunday, no work. Thank the Monkey Lord – She thinks.

She gets out of bed, brushes her teeth and takes a long hot shower.
She gets out of the bathroom, dripping wet; takes a look at her body in the mirror.
She has lost some weight.

She checks her cell phone. No messages.
It’s been almost two weeks.

She gets dressed: Jeans, an old t-shit, socks, tennis shoes, no makeup; the usual (the new usual).
She decides to go out for breakfast;
buy herself one of those fancy four-dollar coffees, maybe, even a muffin.

She imagines herself alone in the coffee-shop; feels a pain on her chest. Not a heart attack, don’t worry, it’s just so-called-love gone really wrong.

You are OK, Monkey, he was a douche – She tells herself.

She decides to go ahead with the plan. It’s just breakfast; coffee and, probably, a muffin, or a brownie.

She searches her room for a book; a book is ideal for not looking lonely.
After Dark by Haruki Murakami. Perfect.

Come Murakami, let’s roll.

This is how I roll: I am clumsy.

I press play and then get scared with the song finally uploads and starts playing.
I don’t listen to people talk; sometimes I get lost looking at their ears or analyzing how their hair moves.
I spill paint; all types of paints, colors I have spilled, over all types of textures and textiles.
I forget things, and faces, and names. Sometimes I remember a month later that I had to pass on a memo, or I say hi and hug people I was supposed to hate.
I hit my shoulders on door frames; my mother took me to the optometrist, sure that I had a problem. I did not. I have almost perfect vision, so, in almost perfect sharpness I can ignore the wall and just keep walking into it.
I never know how to just say hi, “Dropping bye” is one of the scariest concepts in my mind.
I tell people what I think, and many (most) times what I am thinking is rather inappropriate for a casual moment.
When I am undressing, a part (any part) of my body normally gets stuck in one or more of my clothing pieces (I am sexy that way).
And, of course, wearing high heels, not dropping things, not deleting important files are always a challenge.
That’s just how I am, no way around it.

Oh, yeah, and I also do this: Decide to send a super secrete message to someone, write it with care and then send it to somebody else by mistake.
Yeah, I do that. A lot. 

Siempre he querido esto:

Dejen lo explico. Es un botón. Es rojo. Va en cualquier lugar. El caso es que si lo presiono, puedo entrar al cuerpo de quien sea. Ver lo que están viendo y pensar lo que están pensando. Algo como lo de Viajeros en el Tiempo, pero quedarme también con los pensamientos. No necesito los recuerdos, creo que eso ya sería demasiado, sólo los indispensables para entender lo que están contemplando.
Alguna vez esas ideas me consumen, recuerdo a un amigo, alguien que vive lejos. empiezo a tratar de imaginar lo que puede estar haciendo en ese momento. Pero no puedo, no hay manera de saber. Entender lo que está viviendo en ese segundo. Me desespera.Veo el botón frente a mí, en verdad, lo imagino, lo veo. Lo presiono. Nada pasa, porque obvio, esto no es Viajeros en el Tiempo.

Pero sí, esa es una de las cosas que siempre que querido.

Diminuto pensamiento salvaje.

Amar algo es sujetarlo con tus dientes y arrastrarlo hasta tu muerte.
con cuidado de no perforarlo.

viernes, noviembre 19, 2010

No te preocupes.

No soy tan curiosa,
Puedo espera.
Puedo observarte desde lejos
y apreciar lo sencillo de desearte.

En lo que en realidad importa.

Lo que en realidad importa es que lo amé,
que nunca sobre su cama mentí.
Lo que en realidad importa es que lo amo,
que deseo volverlo a ver algún día;
Cuando esté libre, cuando tenga ganas de verme.
Lo que en realidad importa es que me dolió verla llorar
y habría movido el mundo por alegrarla.
Lo que en realidad importa es que deseo que sea feliz.
Lo que en realidad importa es que la extraño y ella lo sabe.

Lo que en realidad importa es que he encontrado maneras perfectas de dividir mi corazón
y todos dentro de él están acurrucados y calmos.

Diminuto pensamiento sobre señales.

La vida tiene maneras, extrañas y concretas, de recordarme que deje de ser una pendeja.
Gracias vida, te debo una;
pero por favor, ya deja de ser una hija de puta con los demás.

Una vida en caos

Amores intensos, finitos.
Amistades perdidas, recuperadas, perdidas de nuevo.
Besos secretos, besos no tan secretos.
Sexo descrito y sexo imaginario.
Cabello nunca peinado.
Ganas intensas de encontrarlo todo en tu cama.

Una sonrisa regalada
y una sonrisa que te va a costar.
Mejores amigos ubicados estratégicamente.
La constante búsqueda de caminos que no se piensan recorrer.
Campamentos en casas ajenas.
Borregos sacrificados acompañados de patatas.

Necesidad de escribir poemas, decirlo todo un verso a la vez.
Ideas maquiavélicas para conquistare.
Canciones repetidas una y otra vez.
Un listado enorme de libros por leer.
Charlas con desconocidos.
El deseo de un futuro también en caos.

Para ti.

No sé cómo decirte que, si pudiera, sacaría todos los problemas de tu vida;
Como si limpiara las hojas de una enorme piscina azul.
Recorrer pedacito por pedacito, pescando todo lo que te hace infeliz.

No sé cómo decirte que nunca estás o estarás solo;
que reconozco a las personas que lo valen, y que pensaré en ti toda mi vida.

No sé como abrazarte estando tan lejos, cómo hacer que sientas el calorcito de mi cuerpo.
Y no sé como susurrarle a tu oido, desde acá, que te quiero mucho y que todo va a estar bien.

No sé cómo alegrarte y cómo asegurame de que hoy duermas tranquilo,
pero escribí esto para ti y espero ayude en algo. 

¡1000 posts!

Haz click en play y luego lee (si es que existes).

Baila conmigo mi Gran Quilombo,
Baila, como hemos bailado tantas veces.
Baila conmigo y lee mis palabras,
Mientras yo bailo contigo y la escribo.

Bailen conmigo hipotéticos lectores,
Bailen, como no han sabido que, han bailado tantas veces.
Bailen conmigo y lean estas palabras,
Mientras yo bailo con ustedes y las escribo.

Somos una relación, un trío perfecto:
Mi mente caótica que me narra la vida,
Gran Quilombo que espera paciente las instrucciones
y ustedes, que tal vez existen y tal vez no.

Somos un idilio sublime.
La única constante en mi vida:
Las ganas de escribir, el acto de escribir y el deseo de ser leída.
Todo lo demás suele cambiar.

Todo lo demás no baila conmigo cuando lo necesito.
Así que baila conmigo mi Gran Quilombo,
Bailen conmigo mis hipotéticos lectores;
y esperemos que la vida nos dé, otros siete años, para seguir la tradición.

(Besos y gracias).

¡Post 999!

En una vida solitaria, todos tenemos pasiones, rituales y acompañantes.

Grabriela tiene un cello que ama, lleva mucho tiempo con él, reconoce sus sonidos y sus caprichos, si fuera por ella lo tendría hasta la muerte. 
Carlos, desde chico, se dio cuenta que la manera de calmar a las mareas de pensamientos ansiosos, los miedos, los ventarrones de información y las ideas obscuras, era concentrándolos a todos en un único momento: Dibujando.
Bagú tiene alumnos, lo llenan de angustias, algunas veces no sabe cómo ayudarlos y sufre, pero por lo general, esas diminutas personitas ajenas, hacen que sus días valgan la pena.
Isma es dueño de un borrador, un borrador que le recuerda que está bien equivocarse, que nada tiene que ser perfecto en el primer intento. 
Néstor tiene una hija, con la cual por fin ha aprendido la manera correcta de dirigirse a una dama.
Samia llena una pared con recortes, ilustraciones y postales, para nunca olvidar todo lo que desea en la vida.
¿Yo? Yo tengo un blog, un blog en el he escrito por más de 7 años. Mi blog es mi constante, mi placebo, mi terapia, mi memoria externa y la editorial que nunca rechaza mis ideas. Lo adoro.

Este es el post número 999, uno más y mi blog será todo un hombre. Le tendré que encontrar hembra para que tengan crías.

Conozco el miedo, conozco la ira.

Conozco el miedo, conozco la ira;
He sido miedo, he sido ira y los he generado a ambos.
Conozco la soledad, la depresión;
Las he visto en mí, las he visto en otros.
Conozco la infidelidad y el arrepentimiento;
Las ganas de ser besada y las mañanas confusas.

Conozco lo mejor y lo peor,
He sido lo mejor, he sido lo peor y los he generado a ambos.
Conozco lo que es esperar, lo que es ignorar, lo que es superar;
Lo he visto en mí, lo he visto en otros.
Conozco el coqueteo y los celos;
Las ganas de alejarte de todo y las mañanas de besos.

Por eso agradezco la calma.

jueves, noviembre 18, 2010


Seguro que imaginas una piel limpia de lunares, delicada bajo las yemas de tus dedos.
Un cuerpo sobre el cual puedas dibujar fantasías, la tinta escurriendo por el abdomen.
Seguro que no te molestarían los labios sabor a lágrimas, los ojos que te esquivan.
Seguro que sueñas con el día fantástico de atarla con tus brazos, sujetarla con tu voz.
El tórax dominado, la mente ausente; seguro que lo imaginas.

Bagaje Fantasma.

No se dieron cuenta que, si sumabas las partes, el resultado no era un entero.
No notaron de los espacio en blanco, los paréntesis en la historia.
A veces me extrañaba.
Cómo puedes despertar día tras día con una persona y no saber,
no oler en su piel el pasado, el miedo.
No hacemos eso; despertamos a hacer el amor no a olfatear historias;
es una lástima y es liberante.

miércoles, noviembre 17, 2010

Whale’s Day at The beach.

Whale was waiting; the sand felt warm against her body. She didn’t like that feeling.

Whale could recall clearly when her mother first told her about the Demon Current:
The Damon Current will take you ashore; it will leave you there to burn under the sun and die slowly! – Her mother shouted, after Whale had gotten too far apart from the group.
If you swim alone and get lost, the Demon Current will take you! – Her mother added.

All the infants were taught to feared it and feared it they did;
in long trips, all of them swam side by side with their respective mother, to be safe.
For years Whale had horrible nightmares about her skin being dry.

But sure enough; little ones grow and they start to doubt their parent’s teachings (This is normal and understandable; an important part of evolution).
Whale and the other youngsters started to conceive that maybe, just maybe, the Demon Current, along with the Fake North and the Algal Bloom, were myths; tools to keep them quiet and on track.

Whale started to take more chances, to swim farther and farther away from her group.
Come back! Remember the Demon Current! – Her mother yelled time and time again, but Whale pretended not to listen.
She loved the feeling of cold water rushing against her face, as she swam really fast without a care.

Today something occurred;
Whale was swimming at high-speed and she started to notice that the water was getting murkier.
She tried to slow down but she realized that she could not; 
Whale could no longer control her movements or her velocity.
She stopped swimming, but something was pulling on her, something was taking her away from her group, from her mother.
She was trapped! She was scared! She shouted for help and then fainted.

Whale woke up to an unrecognizable light, she felt sick.
The Demon Current was no myth, the Demon Current took her.

Whale was waiting; the sand felt warm against her body. She didn’t like that feeling.
They’ll find me, they’ll find me and things will be OK… I have time, I have time – She kept whispering to herself.

martes, noviembre 16, 2010

Bear's Sunday Morning.

Bear woke up with a headache.
The light from the window was bothering his eyes, so he went to shut the curtains.
Bear also went to the kitchen to get a glass of water.
From the sink he saw that the answering machine was blinking.

Curious, everyone was at the party yesterday, who left me the message? – He thought.
He went to the device and pushed the PLAY button, to find out.

A recognizable voice in a never-before-heard tone came out of the speaker to say:
Mr. Bear? It’s Dr. Duck. I am sorry to leave a message, 
but I have tried your cell phone several times and I get no answer. 
I need you to call me back, urgently; it’s about your father…

The voice went on to leave a seven-digit phone number where it could be reached.
It’s my personal phone, so you can call me at anytime – it added.

Bear sat down in his bed.
His hands were shaking as he reached for the phone.
He took a deep breath and began to dial.

The Incredible Adventure of Cow and Pig.

I love you, Pig! - said Cow before going to bed.
Pig was mad, so, he did not answer back.

Earlier that day, Cow had made a silly joke about Pig’s tail;
It was just a joke! – She cried out laughing.
Pig remained serious.
Then, concerned, she added: I am sorry; I was not trying to be rude.
But still, Pig got all red, angry and quiet.

In bed, Cow began to ponder whether Pig was ever going to change.
Sadly, she realized that change, at least in the form of improvement, was not in Pig’s future.
Cow, sobbed a little (nothing wrong with that).

Cow imagined a life without Pig around.
Cow imagined a life with Pig always in it.

She made a decision.
She closed her eyes as the last tear rolled down her long face,
and, eventually, she slept.

Diminuto pensamiento (sobre la soledad en la vivienda).

Lo bueno que tienen vivir sola, es que puedes llorar en cualquier momento.

lunes, noviembre 15, 2010


Te vi.
Te vi y seguí sonriendo;
La hipocresía que me va a llevar al infierno
(Cuarto compartido contigo).
Te vi y mi piel sintió que se le escapa la forma.
Que se convertía en líquido hirviendo.
El magma del recuerdo latente.
Te vi, me viste, y seguiste sonriendo
¿Por qué Karma no te ha acabado?
Te vi, me saludaste, me abrazaste…
toda mi furia, mi odio y mi miedo
Se convirtieron en un tranquilo: ¿Cómo estás?

Del después.

Me bañé;
Porque eso hacen en las películas.
Se bañan para limpiar el alma.
Me bañé, pero olvidé llorar…
olvidé hacer algo…
Porque bañarme no ayudó.
La siguiente noche…
Me volví a bañar;
pero esa vez, fue sólo para quitar tu olor de mi piel.

Larga distancia.

Ya estas dormido?
Le pregunto.
Mi voz sonaría como a segundos del llanto,
Sonaría a la voz de una mujer lastimada,
El sonido de una mujer con miedo.
Mi voz no existe, lo que existen son letritas;
Verdana, regular, tamaño 10 en negro.
Las letritas le preguntan.
Las letritas no temen llorar,
Las letritas esperan pacientes.
Preguntando de manera constante:
Ya estas dormido?
Hasta que alguien les contesta:
No, no, sólo veía tele, qué onda?

Responden las letras, con perfecta integridad.

I am...

in, urgent, need of some love.
I know!
So sad.
And you?
How are you, today?

... that sounds nice. 


Que tu piel de merengue toque mi piel de jengibre.
Que tus lunares le den besitos a los míos.
Que el cabello que descansa sobre tu cuello me deje pasar,
y tus oídos me den la oportunidad de explicar mis necesidades.

Caminos, inaugurados por otros, serán mi ruta de media noche.

Que tu espalda se erice una o diez veces,
y que mis manos aprendan, rápido, a seguir tu voz.
Que tu piel de merengue se diluya en mi boca
y que las piernas gemelas me inviten a más.

Non-love song.

Algunos días, te necesito, pero es difícil admitírmelo.
Algunos días los sentimientos inundan todo pensamiento,
me niego a aceptarlo, pero sigue siendo verdad.

Hay veces en las que daría todo porque me pudieras tocar
o por lo menos por escucharte decir que me amas...
y luego nada pasa…

Me alegro de no haberme entregado.
Me alegro de que la negación siga mezclada en mi epidermis.
Me reconforta lo predecible de ir a la cama sola.


Quiero aprenderlo todo de la boca de otros.
Una amante en Japón, en Brasil  y en Francia;
Saber todo sobre el atún, la samba y los quesos.
Quiero que mil camas sean embajadas mexicanas,
ser una zorra internacional.

sábado, noviembre 13, 2010

La novia.

La chica duerme en una jaulita, aserrín en el piso.
Un día despertó ahí, dolor de cabeza.
Tenía miedo y tenía sueño, en su piel la fragancia de un hombre.
Duerme todas las noches en la misma esquina, barras frías contra la espalda.
La chica no se cambia la ropa, el vestido no es suyo;
Un día abrió los ojos y lo tenía puesto, su cabello olía a jabón.
Algunas noches hay música, todas las noches hay llanto.

Sobre no escribir.

La verdad, es que no quiero escribirlo porque habla de ti.
Siento que si lo pongo en palabras, la historia termina.
Ya lo he hecho con otros: Palabras, palabras y adiós a un momento.
La verdad, es que no sé escribirlo porque habla de ti.
Nunca me ha pasado, todos los demás tienen sus calificativos;
pero tú eres… no lo sé.

viernes, noviembre 12, 2010


Las horas despiertas algunas noches atacan a las dormidas;
porque quieren que repase el plan magnifico que nunca ocurrirá.
Las horas dormidas rara vez llorar, rara vez temen.
Las despiertan necesitan encontrar faenas insignificantes,
para no pensar en las otras horas despiertas que vienen a liberarlas del puesto.
Las horas dormidas se acurrucan y sueñan, no les puedo pedir más.
Las horas despiertas existen activas, mientras yo imagino que vivo en otra ciudad.
Las horas dormidas tienen otras reglas y otras prioridades...

y así, cada día se convierte en otro; la espera dulce de la felicidad o la muerte.

La chica naranja.

Cansada observa su té, esperando que se enfríe. Es un té blanco con infusión de mandarina y alguna otra fruta. Su cara se refleja sobre el líquido. Se pone atención, no tiene una sonrisa. Ojos sobre el líquido naranja observando a los ojos sobre el líquido naranja.

Es extraño cuando la vida te da una clase de espejo sin darte el tiempo para posar.

Piensa sobre lo lindo que sería tener a alguien a quién besar, se pregunta si eso tal vez le pondría una sonrisa casual sobre la cara; pero cuando lo considera, prefiere estar sola. Tener a quién amar es tener a quien perder y, definitivamente, perder a alguien en esos momentos sería devastador.

Una canción entra a su mente, junto con el recuerdo de ella siendo feliz en absoluta negación.
Prefiere esto, prefiere una cara seria sobre un líquido caliente. Prefiere no tener a quién besar que tener a un hombre falso. La vida no pasa en vano, y es extraño cuando los días te dan superficies accidentales para notarlo.

El vapor del su bebida llega a su nariz, sopla para enfriarla más rápido y sonríe. Le sonríe a la chica un poco más naranja y un poco más transparente. Te prometo, un día te daré todo lo que buscas, por ahora, hay que tomar un té y dejarnos de pendejadas.

jueves, noviembre 11, 2010

miércoles, noviembre 10, 2010

martes, noviembre 09, 2010

Soy un conejo de cerámica roto siendo pegado.

Esa soy yo, rota antes y ahora siendo pegada.
El conejo de cerámica que perdió su cabeza y ahora es sostenido con fuerza por manitas diminutas.
Ese soy  yo, el momento en el que el pegamento sigue líquido y debes mantener las piezas en su lugar;
un movimiento brusco y el conejo será raro por siempre.

A Reminder:

Oh! Sunshine and dark night,
cupcakes, Nutella crêpes,
sad puppies and babies sleeping with kitties,
ponies with girly names,
pink and purple glitter,
morning kisses and goodnight hugs, Skype calls,
popcorn with butter! Murakami words,
morning coffee, afternoon tea,
white rise, tempura, sex.
Smell of vainilla, taste of chocolate,
wild hair and secrets,
dreams of being happy,
lazy mornings in bed...

Just in case I die tomorrow,
always remember that I loved you!


Maybe I am a 25 cents ride in a little truck.
Fun, fun, fun and then it stops.

Only a sugar rush. Maybe you’ll get over me, fast.
Feeling a little tired at the end.

I sure hope not.

lunes, noviembre 08, 2010

18,000 palabras de una sospecha.

Linda Karen pequeña, que pasa sus días buscando palabras técnicas para justificar sus presentimientos.
¡Sospecha todo lo que tengas que sospechar y desea todo lo que necesites desear!
Si te faltan palabras, las inventamos; tú dices una sílaba, luego yo otra, y así hasta que nos cansemos.
¡Ca! ¡Te! ¡Pi! ¡Chi! ¡Ñom! ¡Fu!
Catepichiñomfu o catepichiñomfú
¡Perfecta palabra para expresar cualquier tipo de conjetura que tu alma tenga!


Y cuando pienses en mí, trata de ignorar que invadía tu lado de la cama
o que no siempre entendía tus bromas.
Cuando pienses en mí, su puedes, quítame unos 7 kilos
Y agrégame músculos (no muchos).
Cuando pienses en mí edita los llantos por idioteces
Y si alguna vez me caí frente a ti.
Dame vestidos perfectos y peina mi cabello;
Siempre piensa en mí sonriendo, a punto de decir un comentario genial.

El verdadero gran quilombo.

Casi siempre los nombro como hombres; mis problemas. Pero la verdad es que rara vez lo son. Mis problemas son con la mortalidad y el desempleo. Son con las ganas de hacer las cosas a mi manera, con el no morir sola y con el nunca olvidar que debo reír y llorar.

Sobre lo de morir sola: A veces el no morir sola tiene que ver con un hombre; pero por lo general tiene que ver con no ser una mujer hipócrita y con no rodearme de personas que piensen que soy una mujer hipócrita o algo peor. Supongo que morir con un amigo a mi lado, con una amiga o con un hijo será igual de simbólico y hermoso que morir al lado de un hombre.

Lo del hijo: Casi siempre un hijo tiene que ver con un hombre; pero no siempre. Claro que, adoptar como madre soltera un niño, igual no es lo ideal, porque estoy casi segura de que sería una madre caótica sin un compañero que nivelara mis incoherencias; pero ¡vamos! de no tener ningún padre a tenerme a mí, quiero pensar que el niño ganaría algo.

Sobre posts de otros días: Creo que muchos días me es más fácil decir: estoy llorando porque no sé si algún día, algún hombre amará todo lo que soy… a: estoy llorando porque estoy estresada sobre mi futuro económico, el lugar en donde viviré en 8 meses y la calidad de vida que llevaré. Lo del hombre, aunque cliché, suena mucho más poético y es, para mí, menos doloroso.

Nombrarlos como hombres hace, de los problemas, algo mortal y superable.

domingo, noviembre 07, 2010


Supongo que los planes son ficción,
que los deseos y todo lo que imaginé es ficción.
En alguna novela no escrita yo estoy casada.
En otras que tampoco podrán ser publicadas tengo hijos:
Tengo hijos de ojos negros, tengo hijos de ojos verdes,
tengo hijos adoptados.
Todos mis planes son la ficción que entretiene a Karma,
Novelitas diminutas que lee antes de tomar un vuelo.
Todos mis planes son ficción,
Llevo una vida siendo genial escritora y pésima mujer.
Novelas con cenas felices diarias,
Novelas con sábanas de muchos, muchos, hilos.
Novelas con cachorritos y jardines.
Todo lo que anhelaba es ahora ficción,
ficción que sólo Karma va a leer.


Esta es la verdad: En el recuerdo me veo mejor que en la vida real. No sé por qué, es algo que hago y no lo hago conscientemente o con mala fe. Hay personas que en fotografías son más atractivas, hay personas que suenan excitantes en el teléfono. ¿Yo? yo soy más interesante en el pasado que en el presente.

Y vienen los ex novios pidiendo un reencuentro, es difícil de explicar: “No me quieres a mí, quieres el recuerdo de mí”. Se los aseguro, pero se quejan (¡Ellos saben lo que quieren!). Resignada hago algo: acepto la revancha.

Perfecto. ¿me quieres? Me tienes.
Pasa un mes y no saben qué hacer conmigo.
¿Dónde estaba la mujer alegre que brincaba sobre camas? (aquí)
¿Dónde está la chica que siempre tenía comentarios hilarantes? (aquí)
¿Dónde está mi nena? (se fue o nunca existió).
Lo siento, esto no está funcionando (lo sé).

Y soy libre. De nuevo. La no siempre cautivadora yo;
Libre a mi vida de evocación genial y una realidad… real.
Una mujer, casi, como cualquier otra.


Llega el vacío y se lleva el estómago por unos segundos;
lo reconozco, me viene pasando desde los 16 años.
Llega y se lleva un pedazo, luego regresa.
Llega el vacío y me deja una carta llena de lágrimas.
La puedo abrir, puedo llorar.
Pero ya no lo hago. No ayuda en nada.
La carta, la escondo bajo la lengua
y solita desaparece.
Llega el vacío y estoy segura que nunca estaré completa
y estoy segura que, por estar segura que nunca estaré completa, debo llorar;
pero pasa, termina y, eventualmente, vuelvo a ser yo (toda yo).
Segundos después, en medio de la charla que continuaba sin mí, vuelvo a ser yo.

sábado, noviembre 06, 2010

Causa y efecto.

Si escucho esto:

Escribo esto:

Puedo ser violenta en tu cama pradera;
Tu cama de pasto fresco y viento cálido.
Puedo ser víctima entre tus manos,
Aprieta un poquito, sólo poquito.
Puedo ser fría arriba, calladita (no, mentira).
Puedo ser el trueno que empieza el incendio,
puedo ser lluvia, lluvia sobre tu cama pradera.
Una mujer, una mujer casi completa,
puedo ser calma, sensata y comprensiva
o puedo ser lo que en verdad deseas.
Puedo ser violenta víctima feliz;
Dulce señorita que, simplemente, necesita un poco más.

viernes, noviembre 05, 2010

Supongo que…

Esto ya es problema de Karma.

Yo debo tomar una ducha cálida, vestirme,
prepararme un pan con miel,
Tomar café con leche y esperar.

Esperar que mi cabello se seque.
Esperar que la cafeína me despierte.
Esperar que los días pasen.

Karma será puntual, siempre lo es.

Sobre escribir y no afirmar.

Me gusta cómo se ven mis miedos en el escrito. Negros recelos delineados, sobre una simple y blanca página callada. Tu nombre resalta, con su mayúscula  inicial y su significado.

Consonantes, una que otra vocal y el resultado es un hombre.

Me gusta cómo otras palabras se esfuerzan por ayudarme a sacar lo que ni siquiera estoy segura de estar pensando. Pánico que sólo veo cuando sueño y que parezco olvidar en el día.

¡No sé qué debo hacer! - le grito al Conejo Blanco.

Me gusta cómo me atrevo a confesarle todo a quién esté dispuesto a leerlo, incluso a ti, y al mismo tiempo lo negaría con cuerpo y mirada si, frente a frente, me llegaran a preguntar.

Llevo tiempo temiendo que te amo.

El llamado.

¡Llama las palabras!
¡Llámalas a todas!
¡Es una emergencia!
Diles que las necesito; que nos invaden.
¡Llama las palabras!
¡Las que puedan pelear!
Que niños y ancianos se queden cuidando cosechas.
¡Que mujeres y hombres vengan!
¡Llámalas a todas!

Rarr, rarr, rarr.

Rarr, rarr, rarr…
Déjame ser un animal,
Un mamífero no educado.
Rarr, rarr, rarr…
Sólo por hoy, un día,
Un día de ser vil, salvaje.
Rarr, rarr, rarr…
Olvidar el protocolo,
Las servilletas y el Por favor.

jueves, noviembre 04, 2010

Not a Good Day.

The worst type of bad day;
The kind that it’s hard to describe,
you end up sounding like a cry-baby,
a mediocre person in a middle of a second-rate depression.

Mi vida limbo.

Acostumbrada a este limbo.
Este limbo lleno de rosas rosas y de árboles de guayabas.
Este limbo en el que espero que los sentimientos se asienten,
Y así pueda separar el aceite del agua.
Este limbo en el que regreso a camas pasadas,
y luego encuentro camas nuevas.
El limbo de querer amar y temer ser amada,
De querer ser amada y no saber cómo amar.
Tener dolores constantes y miedos.
Tener sonrisas honestas y besos.
Flotar en el presente; una balsita sobre un río que no conozco.
Acostumbrada a este limbo.
Este limbo de no saber si estoy bien o mal.
Si soy buena o mala, si merezco, o no, ser deseada.


Lenguas. Lenguas que juegan con mi ombligo:
De mi ombligo a la pierna,
Del ombligo al cuello,
Del ombligo a una mano, la derecha
y luego a la izquierda, para que no se quede triste.
Del ombligo, hacia abajo, despacito y calmo.
Lenguas, lenguas. Las amo.

La furia.

La furia se queda adentro,
Como un orgasmo con un mal amante;
Se queda en la mente, apretujada.
Acomodada entre los recuerdos y la lista de cosas por hacer.
Se queda haciendo fila, con otras furias,
para pasar a la ventanilla de Venganzas y Reclamos.


Sí, puedo ser cruel.
Sí, he sido cruel.
He sido cruel en francés y en español.
He sido cruel calladita en un cuarto.
He sido cruel mientras me desnudaba y mientras me vestía.
He sido cruel, inmune, frente a un hombre llorando.

Tú lo sabes, siempre lo has sabido.
Fui cruel contigo antes de ser cruel con otros;
Rompiste con tu lengua el sellito de crueldad.
Despertaste con salivita todo lo cruel que dormía en mí.

¿Y ahora te sorprende?
Si contigo ensayé, contigo empecé a jugar: tú, Karma y yo.
Contigo aprendí a fingir placer y dolor.
Contigo probé mis distintas sonrisas, las miradas.

Sí, estoy siendo cruel;
Pero es que no hay nada más hermoso que tu expresión de dolencia.
Tú me enseñaste eso. Disfrutar el control.

Nada más hermoso que el venadito en la mira;
El venadito en la mira, siendo un venado (¡Bang!) y luego no.
Venadito, luego no.
En la mira, en el mundo (¡Bang!) y luego no.

Un amante en la mira, un amante en el mundo y luego no;
luego un hombre que llora porque quiere que lo ame.
¿Cruel? Sí, pero de ti nació todo.
Que tú lo hayas olvidado,
que hayas encontrado el camino de paz.
Que tú ya no tengas ganas de crueldad
y necesites ser amado…
Viene siendo: no mi problema.

Te adoro, te quiero, perdona.

Te besé y en realidad no te quería besar.
Lo que quería era explicarte que a tu lado me sentía tranquila.
Quería que entendieras que te llevaría por siempre cerquita de la piel.
Te besé y la calle fría hizo silencio para que sólo nuestro beso existiera.
Te besaba y llorabas, y yo también lloraba mientras acomodabas mi cabello.
Te adoro, hermosa (tú).
Te adoro, te quiero, perdona (yo).

Perdona, lo único que se me ocurrió;
entre el beso y el perdona, había tanto que no pude decir.
Y era algo como:
Esas veces que dormías a mi lado sin tocarme.
Esas veces que caminamos compartiendo un paraguas.
Esas veces que nos reíamos a carcajadas cuando debimos haber estado tristes.
Esas veces de tomar juntos la última cerveza o el último vaso de vino.
Esas veces de hacer cenas secretas para dos
o de alejarnos de casa corriendo para eliminar a los colados del paseo…
Todas esas veces, me convirtieron en una mujer feliz.

Me hicieron olvidar lo de cortarme, olvidar lo de querer morir.
Esas veces fui feliz y no tuve que desnudarme, no tuve que entregarme como ofrenda.
Fue felicidad por felicidad. Un amigo por otro,
seguridad como nunca antes había conocido.
Nunca invadiste mi cama sin ser invitado.
Me abrazabas y soñábamos calladitos.
Despertábamos y éramos los no-amantes perfectos;
Siempre con charlas, siempre con planes, siempre con sonrisas…

Y cuando no había sonrisas,
cuando había llanto,
nos abrazábamos sin hacer preguntas idiotas.
Cuando había lágrimas, lo demás no importaba.
Nos alejábamos de todo y nos dejábamos llorar...

Por eso, esa noche, nos alejamos de todos,
y con un beso, nos dejamos llorar.
Te adoro, hermosa (tú).
Te adoro, te quiero, perdona (yo).
Las últimas horas en el país diminuto de los dos.

miércoles, noviembre 03, 2010

La búsqueda.

Algunas mañanas frías, aun te siento despertando a mi lado. Sonrió, volteo a buscarte, y, aunque nunca te encuentro, sigo sonriendo. Es la búsqueda lo que me alegra; El futuro no está muerto, y tal vez, un día, logre hallarte.

Es verdad.

Algunas noches siento que, con finos hilos transparentes, jaloneas órganos que deberían estar protegidos por el esternón.

Tu cara.

Tu cara que dormía.
Tu cara que despertaba.
Tu cara. 
Tu cara que se acercaba a mi cuerpo,
Tu cara que se frotaba contra mi cuello.
Tu cara que se acostaba a mi lado,
que no observaba cómo tus manos tocaban mi abdomen.
Tu cara viendo el televisor, mientras tu cuerpo iba poco a poco invadiendo mi cuerpo.
Tu cara. 
Tu cara feliz, tu cara satisfecha; tu cara tranquila mientras lo demás hacía la guerra.
Tu cara que acariciaba mi perfil.
Tu cara de hombre, contra mi cara de mujer.
Tu cara sobria que ocultaba una sonrisa.
Tu cara que volvía a dormir.
Tu cara. 

La extraño.

Cry Baby.

Me odias, te esfuerzas por lastimarme;
pero entiendes que tus garritas no son lo suficientemente largas,
y entonces lloras, lloras como un niño que pierde su globo contra el cielo.

Me odias, te esfuerzas por lastimarme;
pero sabes, sin entender por qué, que soy feliz,
Y entonces lloras, lloras como un niño que no quiere meterse a bañar.

Me odias, te esfuerzas por lastimarme;
pero hace tiempo que tus esfuerzos no rinden frutos,
y entonces… a llorar... no hay más qué hacer.

martes, noviembre 02, 2010

Yep, sugar rush.

Quiero escribir, y quiero que leas.
Así como cuando me desnudaba frente a ti y veías.
Así como cuando despertaba y te hacía despertar;
Para desnudarme y que vieras.
Quiero escribir y que todo lo leas.
Quiero escribir sobre mi piel, convirtiéndose en plumas que quieres tocar.
Sobre tus labios rodeando todo lo rodeable, y tus manos encargándose de lo demás.
Quiero escribir con las mismas letras sucias que le dictabas a mi oído…
Y que lo leas, que todo lo leas.
Quiero escribir que tengo miedo a necesitarte, y que ya te necesito.
Que tengo miedo a perderte.
Que tengo miedo a algún día leer esto y tener que llorar.
Quiero escribir y que leas sobre mis temores, sobre mis deseos.

Quiero escribir, y quiero que leas.
Así como cuando me reía y me escuchabas.
Así como cuando te tocaba y me sentías.
Quiero, con palabras, rodear todo lo rodeable y que tu mente se encargue de lo demás.
Quiero escribir sobre llorar en la madrugada, y que beses en silencio mis enunciados,
para que puedan volver a dormir.
Quiero despertar y hacerte despertar; para escribirte y que lo leas.
Quiero decirte que te amo, pero un solo Te amo, no me era suficiente.
Así que escribí todas estas otras cosas…
y quiero que las leas...

porque te extraño, y me importa que lo sepas.

Pensamientos de martes.

Desnuda en el centro de tu casa.
Nada más hermoso… para mí.
Tetas diminutas, gemidos de truenos.

Desnuda en el centro de tu casa.
Adrenalina y sudor,
Sudor y manos exploradoras,
Manos exploradoras y espaldas rasguñables.

Desnuda en el centro de tu casa.
Perfecto, perfecto.

… así es esto.

Estas palabras no son secretas; de ser secretas no estarían aquí.
Estas palabras no son verdades; de ser verdades estarían en su cama.
Estas palabras son palabras de una mujer que ama tejer historias falsas,
con los hilos de sus días.

Estas palabras nunca van a ser secretas y nunca van a ser verdades…
A menos que sean los mejores secretos y las mejores verdades,
Tan destacados secretos, tan hermosas verdades
que ningún lector se atrevería a pensarlas algo más que ficción.

… así fue esto.