jueves, junio 23, 2016

Gato en la ventana

Ama sentarse justo donde termina el departamento. Vivimos en el tercer piso. 
¿Se puede caer? Sí, claro que se podría caer, está sentado en la ventana. 
Pero le encanta ese lugar. Desde que lo conozco es donde más tranquilo se ve.
Lo pienso como mi ensayo para dejar ser. Supongo que algún día un pubertito me pedirá permiso para llegar más tarde o un adolescente para manejar más lejos… ahí estará, eso que amo en el borde de lo que puedo ver.
Tengo a su veterinaria en mi celular y ubico el consultorio más cercano, aparte de eso no hay más. Tratar de que mis miedos se queden conmigo y dejarlo disfrutar. 


2 comentarios:

Andres Zuniga dijo...

Qué placer pasar por tu blog! Felicitaciones!
Te invito a visitar el mío. Saludos!!
http://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/

Anónimo dijo...

Cuando vuelves a escribir?