martes, marzo 08, 2011

Debo admitir algo.

En el avión;
cuando estaba segura que nadie me podía ver,
Sonreí,
Sonreí mucho...
Eventualmente me sentí culpable, y decidí mejor dormir;
pero por algunos minutos, el mundo fue de mi sonrisa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

te sentiste culpable por sonreír o por lo que te había hecho sonreír?

Amaranta Guevara dijo...

Por estar feliz cuando debería haber tenido miedo.

Por haber encontrado más de lo que buscaba y una vez más sentir que de alguna manera le había sacado ventaja a la vida.

Culpable de sonreír porque no había perdido y posiblemente había ganado "si ganas no te debes burlar, ni reírte... debes actuar como si no fuera importante" Me explicó alguna vez mi madre.