sábado, febrero 12, 2011

“… cuando desconoce quién es el otro”

Y luego tú, que todo lo querías saber pero te negabas a jugar.
Tú que hacías preguntas tan directas como ¿Qué piensas? Y ¿A dónde vas?
Tú que creías que era fácil convivir con otros seres humanos
¿Qué tan malos pueden ser?

…Y aquello de que si los hombres somos lobos viene a tu mente.
Porque si haces preguntas tan directas, las respuestas suelen ser incompletas.
Porque somos lobos, conejos, perros, coyotes y lagartos.
Porque lo que te duele a muy pocos les importa.

Y tú que ahora ya no quieres saber más; aun te niegas a jugar.

2 comentarios:

miss.kar dijo...

¿Qué tan malos pueden ser?
Muy, muy malos (pero muy buenos también).

Amaranta Guevara dijo...

Bestias suculentas : )